-->

GUIAS DE APRENDIZAJE

Miles de docentes han utilizado nuestras guías, fichas o talleres de aprendizaje, que facilitan su labor como docente y lo más importante el aprendizaje del estudiante


INGRESA AQUI

TALLER CAPAS DE LA TIERRA

2

Taller las capas de la tierra,


CAPAS DE LA TIERRA


La tierra como un geosistema


Un sistema es un conjunto de partes que se relacionan formando un todo y en que cada parte cumple una función determinada. 


Esto quiere decir que si se altera un elemento del sistema de la Tierra, se ven afectadas las otras partes y termina transformándose, inevitablemente, el conjunto. 


Una forma de entender esta relación es comparar la Tierra con nuestro cuerpo, que está formado por diferentes órganos. Estos están relacionados y cada uno de ellos cumple una función específica y vital para nuestro organismo, es decir, para nuestra vida. 


De una manera análoga, los distintos componentes del sistema Tierra se relacionan de tal forma que, en conjunto, permiten la vida en nuestro planeta Tierra.


Le recomendamos ver el video  LAS CAPAS DE LA TIERRA 



Cuando se estudia la Tierra como un conjunto de subsistemas se le llama geosistema


El geosistema donde vivimos posee cuatro subsistemas: 


  • la litosfera es la capa sólida de nuestro planeta, formada por el relieve continental y submarino;
  • la hidrosfera es la capa líquida donde se encuentra el agua necesaria para todas las formas de vida, y 
  • la atmósfera es la capa gaseosa que envuelve la Tierra y que contiene, entre otros componentes, el oxígeno que respiramos.


Como resultado de la interacción entre estos tres subsistemas, la dinámica de la vida es posible en la Tierra. El conjunto de seres vivos conforma la biosfera, el cuarto subsistema


Taller las capas de la tierra,



Las capas de la tierra 


Los científicos han descubierto la composición de gran parte del interior de la Tierra a través de observación del comportamiento de las vibraciones propagadas durante los temblores, denominadas ondas sísmicas. 

Gracias a estas investigaciones sabemos que la Tierra se compone de varias capas que están dispuestas en forma concéntrica, igual que las capas de una cebolla. 

Estas capas están acomodadas de acuerdo con la densidad de los materiales: hacia el centro están los más pesados y hacia la superficie los más ligeros. Las cuatro capas que conforman el planeta Tierra son: corteza, litosfera, manto y núcleo.

Corteza


Corteza es la capa más exterior y más delgada de la tierra; en ella es donde se desarrolla la vida. esta es la capa de menor densidad y su grosor varía de 1 a 40 km. se distinguen dos tipos de corteza: la corteza oceánica, que cubre el fondo de los océanos, y la corteza continental, que se extiende sobre los continentes.

La litosfera


La litosfera la litosfera es una capa delgada y rígida fragmentada en grandes pedazos conocidos como placas tectónicas. estas placas se desplazan lenta y constantemente.

El manto


El manto es la capa intermedia y envuelve completamente al núcleo. está formado por diversos materiales, parte de los cuales se encuentran fundidos debido a las altísimas presiones y temperaturas del interior de la tierra. 


Dichos materiales constituyen el magma. el manto experimenta movimientos denominados corrientes de convección. estas empujan el magma hacia la superficie, y generan erupciones volcánicas y desplazamientos de las placas terrestres que pueden provocar terremotos.

El núcleo 


El núcleo es el centro de la tierra. es la capa más interna, cuyo grosor es de 3.475 km; su temperatura es demasiado alta (cerca de 2.750 ºc); probablemente esté compuesta por hierro y níquel.

La corteza oceánica y la corteza continental 


Si pudiéramos sacar el agua del planeta, tendríamos una visión de la corte­za terrestre como la siguiente: En la corteza oceánica y en la corteza continental existen diferentes formas de relieve. 


En los continentes, destacan por su altitud, las prin­cipales cadenas montañosas o cordilleras. En la corteza oceánica se encuentran las dorsales  que son largas cordilleras submarinas que se elevan 2.000 o 3.000 metros desde su base. 


A sus costados se desarrollan cuencas submarinas  que son extensas planicies en el fondo marino. En algunos sectores existen fosas  que son grandes hendiduras de la corteza oceánica que alcanzan entre 8.000 y 11.000 metros de profundidad. 


Las plataformas continentales  son los bordes de los continentes que se encuentran cubiertos por el mar y por ello son zonas poco profundas.


La litosfera comprende tanto la corteza terrestre como el sector superior del manto. Bajo la litosfera se encuentra el manto inferior, un sector donde las rocas se encuentran fundidas (derretidas y en estado viscoso), debido a las mayores temperatu­ras, conformando lo que llamamos magma.


Las placas tectonicas 


Una característica muy especial de la litosfe­ra es que no constituye una capa continua sino que está fragmentada en porciones irregulares llamadas placas


Son como piezas de un gi­gantesco rompecabezas que encajan entre sí, pero con la peculiaridad de que flotan sobre el magma del manto como enormes calugas sobre una cubierta de chocolate derretido.


Las placas tectonicas se mueven en diferentes direcciones: algunas se separan (como la del Pacífico y la de Nazca) y otras se juntan o chocan (como la de Nazca y la Sudamericana).


También hay placas que mantienen un movimiento paralelo, como es el caso de la falla de San Andrés, entre la Placa del Pacífico y la norteamericana.


Las placas que se separan: placas divergentes  


El calor y la energía que emana del magma en los fondos marinos es la fuerza que pone en movimiento a las placas de la litosfera. 


En algunos lugares de los fondos oceánicos el magma fluye hacia la corteza entre dos placas y las empuja provocando su separación. 


Al subir y tomar contacto con el mar, el magma se enfría y se solidifica transformándose lentamente en una cordillera submarina o dorsal.


Taller las capas de la tierra,


Esta va aumentando su altura y ancho a medida que sube más material, a la vez que se produce una mayor se­paración de las placas, es decir, un movimiento diver­gente ( ). 


En las dorsales existen volcanes submarinos que al aumentar su altura han dado origen a numerosas islas entre las que podemos nombrar Hawai, Isla de Pascua y el archipiélago de Juan Fernández.


Las placas que chocan entre sí: placas convergentes  


Por la redondez de la Tierra, y debido a que esta no aumenta su tama­ño, las placas que divergen en un punto deben chocar necesariamente con otras, en un movimiento convergente ( ).


Cuando el choque de dos placas empuja la corteza terrestre hacia arriba y forma grandes plegamientos, se originan cadenas de montañas a lo largo de la zona de colisión; este proceso se denomina orogénesis


Las más altas cadenas montañosas, como el Himalaya y Los Andes, han resultado de estas colisiones.  Cuando el choque de placas provoca que una de ellas se hunda bajo la otra, estamos en presencia de un fenó­meno llamado subducción


En la zona de la subducción generalmente se forma un enorme abismo oceánico llamado fosa. Las rocas de la placa que se hunde, cuan­do alcanzan una cierta profundidad, se derriten y se convierten en magma que muchas veces busca salir a través de los volcanes.


Por otra parte, la constante fric­ción entre las placas genera una energía que al liberar­se origina los sismos.


Las fuerzas internas de la Tierra


El relieve se origina y se transforma por factores que tienen su origen en el interior de la Tierra. Las fuerzas internas de la Tierra levantan, hunden o desplazan grandes porciones del terreno. 


Actúan a través de la orogénesis, los terremotos y los volcanes. La orogénesis es el conjunto de procesos geológicos producidos en los bordes de las placas, y que dan lugar a la formación de montañas y cordilleras. 


Los movimientos orogénicos


Los movimientos orogénicos se generan como consecuencia de las presiones ejercidas sobre los sedimentos, que son elevados y desplazados, y producen plegamientos y fallas:


Los plegamientos


Los plegamientos son pliegues u ondulaciones de las rocas que se producen en áreas con materiales blandos y moldeables. En los plegamientos podemos distinguir el anticlinal, que es la porción convexa superior del pliegue, y el sinclinal, la parte inferior con forma cóncava.

Taller las capas de la tierra,


Las fallas


Las fallas son fracturas de la corteza producidas en zonas de materiales duros y rígidos, que en lugar de plegarse se rompen a causa de las fuertes presiones                            recibidas. La parte más alta de una falla se denomina labio levantado y la parte                       inferior labio hundido. La superficie en la que se produce la fractura se llama plano de            falla.


Los sismos 



Un terremoto  es un fenómeno de sacudida brusca y pasajera de la corteza terrestre producida por la liberación de energía acumulada en forma de ondas sísmicas. Los más comunes se producen por la actividad de fallas geológicas


Taller las capas de la tierra,




También pueden ocurrir por otras causas como, por ejemplo, fricción en el borde de placas tectónicas, procesos volcánicos, impactos de asteroides o cualquier objeto celeste de gran tamaño, o incluso pueden ser producidas por el ser humano al realizar detonaciones nucleares subterráneas. 


El punto de origen de un terremoto se denomina foco o hipocentro. El epicentro es el punto de la superficie terrestre que se encuentra directamente sobre el hipocentro.


Dependiendo de su magnitud y origen, un terremoto puede causar desplazamientos de la corteza terrestre, corrimientos de tierras, maremotos (o también llamados tsunamis) o actividad volcánica. 


Para medir la energía que fue liberada por un terremoto se emplean diversas escalas, entre ellas, la escala de Richter es la más conocida y utilizada por los medios de comunicación.


Los volcanes



Los volcanes son grietas de la corteza terrestre a través de las que afloran el magma y los gases del interior de la Tierra. 


Taller las capas de la tierra,

Los materiales son expulsados a través de la chimenea, y se depositan alrededor del cráter formando una montaña o cono volcánico


En ocasiones, los volcanes provocan efectos desastrosos, como nubes tóxicas y ríos de lava que queman el terreno.

 

DESCARGAR PDF GRATIS


Tal vez te interesen estas entradas

2 comentarios